Connect with us

Mundo

Migrantes a la deriva

Publicado

el

En abril, una desvencijada embarcación de madera que transportaba a unos 130 migrantes volcó en el mar Mediterráneo sin dejar supervivientes. Este trágico incidente se ha convertido en un suceso sombrío y estacional, con más de 350 muertes similares ya este año.

Lo peor está por llegar. Los investigadores en materia de migración predicen que 2021 promete ser el año más mortífero. En parte, esta sombría previsión se debe a que los países de la UE han suspendido los barcos de búsqueda y rescate que solían salvar a los inmigrantes en el mar durante estas peligrosas travesías.

Pero la razón más profunda de esta crisis humanitaria en curso se debe a que los países de la UE han desplazado su responsabilidad en la gestión de este problema de diversas maneras, incluyendo que las naciones más grandes arrojen su papel a los países costeros y a las ONG, desplazando la carga de la migración al hacer retroceder las fronteras, y ofreciendo remesas en lugar de asistencia.

Los Estados europeos más grandes desplazan su papel de autoridad sobre los solicitantes de asilo que llegan a Grecia, Malta y, sobre todo, Italia. Mientras tanto, estos gobiernos delegan en ONG como la Cruz Roja/Media Luna Roja y Médicos Sin Fronteras (MSF), conocidos en inglés como «Doctors Without Borders».

Por desgracia, estas organizaciones carecen de los recursos y el personal médico necesarios para afrontar una misión tan abrumadora, y la pandemia no ha hecho más que empeorar la situación.

La Cruz Roja italiana ha convertido cruceros de lujo en prisiones improvisadas, fletadas por el gobierno italiano y con personal de la Cruz Roja, en un intento de poner en cuarentena a los migrantes rescatados en el mar, en alta mar, para evitar que lleven el Covid-19 a tierra.

Estas embarcaciones se mantienen con un coste de más de un millón de euros (1,16 millones de dólares) por barco al mes, y acogen a miles de personas desplazadas, en su mayoría de Oriente Medio y África, que han huido de la guerra, la tortura, la pobreza, la extorsión, la violencia sexual y los trabajos forzados.

Sin embargo, este flujo de migrantes a través del Mediterráneo no es nuevo. Más de 2,5 millones de personas han realizado travesías no autorizadas desde el norte de África hasta Europa desde la década de 1970, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de la ONU.

Pero en los últimos tiempos, esta emigración se ha disparado, ya que cada vez más personas huyen del norte de África para evitar la guerra y la inestabilidad política. En respuesta, las naciones europeas han tratado de cerrar esta avalancha, lo que ha dado lugar a un viaje calificado por la OIM como «el más mortífero del mundo».

Solo en las dos últimas décadas, el Mediterráneo se ha tragado a más de 30.000 personas. En 2016, nueve organizaciones benéficas distintas, entre ellas Médicos Sin Fronteras, patrullaron las aguas internacionales y llevaron a cabo alrededor del 25% de los rescates en el Mediterráneo. Para colmo, los gobiernos europeos han empezado a criminalizar a estas ONG por tareas que deberían realizar las potencias.

«Nos enfrentamos a penas de prisión de hasta 15 años y a indemnizaciones millonarias por salvar vidas humanas», dijo Óscar Camps, director de la ONG española Proactiva Open Arms, en una rueda de prensa celebrada en el Parlamento Europeo después de que su principal barco de rescate fuera incautado en Sicilia por «promover la inmigración ilegal».

Sólo en el último año, Italia ha llevado a cabo con éxito más de 100.000 misiones de búsqueda y rescate, pero recientemente ha tenido que suspender estas operaciones al negarse la UE a contribuir económicamente. Como consecuencia, Italia y otros países han empezado a subcontratar sus funciones de guardacostas a países como Túnez y Libia.

Los esfuerzos del continente europeo se centran más en el «control de fronteras» y menos en salvar vidas.

La combinación de factores -el alejamiento de sus fronteras de hecho y un poco de capital- facilita que la UE pague a otros países para evitar que los viajeros lleguen a sus costas, deteniéndolos primero en ruta. Esto se hace, en particular, mediante el pago europeo de subvenciones a los controvertidos guardacostas libios y tunecinos, como refleja un informe del Foro Tunecino de Derechos Económicos y Sociales (FTDES).

Estos guardacostas, a diferencia de la mayoría de la historia, no miran predominantemente hacia fuera de las costas libias o tunecinas para protegerse de las amenazas externas. Por el contrario, se financian para mirar hacia dentro y bloquear a las personas que intentan salir de África y llegar a Europa.

En 2016, como parte de un esfuerzo de la UE llamado Operación Sophia, Italia acordó proporcionar barcos, formación y millones de euros a lo que quedaba de la Guardia Costera de Libia para reducir la avalancha de migrantes. Poco después, la guardia costera comenzó a amenazar, abordar e incluso abrir fuego contra los barcos de las ONG.

Este

Siga Leyendo

Mundo

¿Quién es Gabby Petito? El crimen que conmocionó a Estados Unidos

Publicado

el

Por

Bien dicen que «las apariencias engañan» y para muestra, el caso de Gabby Petito, una joven con más de 980 mil seguidores en Instagram, había conquistado la red social con fotos del maravilloso viaje que realizaba junto a su novio en una camioneta pero lamentablemente dio un giro macabro y terminó en una pesadilla.

Gabrielle ‘Gabby’ Petito era una joven de 22 años, que el pasado 2 de julio decidió dejar su trabajo y embarcarse en un viaje con su pareja Brian Laundrie, que sería una aventura de cuatro meses para recorrer el país a bordo de una furgoneta para visitar reservas y parques nacionales de Estados Unidos.

Parecía el sueño viajero de muchos, Petito y su novio de 23 años lo estaban haciendo realidad e incluso habían creado el hashtag #VanLife para documentar su viaje, que según las fotos que colgaron en Instagram, fue toda una maravilla.

Dicen que no hay que creerse todo lo que se ve en las redes sociales, porque muchas veces lo que se muestra, es sólo para aparentar una ‘vida perfecta’ y en algunos casos, como el de Gabby, puede haber una cruda realidad de la que nadie sabía nada.

En su cuenta de Instagram parecía que todo iba bien con el viaje, pero de repente ya no había imágenes y las publicaciones cesaron abruptamente a finales de agosto.

Posteriormente, su novio regresó solo a la casa de sus padres en Port North, Florida, el 1 de septiembre, pero no se sabía nada de la chica, por lo que la familia al enterarse de su regreso y no tener noticias de ella, decidió denunciar su desaparición el 11 de septiembre.

Las autoridades comenzaron su búsqueda e incluso pidieron apoyo a la familia del novio, sin embargo, tanto él como sus familiares se negaron a cooperar con las autoridades y todas las comunicaciones se dieron a través de su abogado, Steve Bertolino.

El pasado domingo, la Policía descubrió un cadáver en una zona de acampada del Parque Nacional de Grand Teton, en Wyoming, que coincidía con la descripción de Gabrielle y fue ayer, lunes, cuando la oficina del FBI en Denver confirmó que el cuerpo era el de la joven viajera.

«Este es un momento increíblemente difícil para la familia, y nuestros pensamientos están con ellos mientras lloran la pérdida de su hija», dijo la agencia federal en un comunicado.

Una llamada al 911 de un hombre informó de un incidente de abuso doméstico que involucraba a la joven y a su novio Brian cerca de la entrada del Parque Nacional Arches.

«Estoy en la esquina de Main Street junto a Moonflower y estamos conduciendo y me gustaría informar de una disputa doméstica. Matrícula de Florida, camioneta blanca. Un caballero estaba abofeteando a una chica. Nos detuvimos. Corrieron por la acera. Él procedió a golpearla, se subió al coche y se fueron».

Tras la llamada, la pareja fue grabada por la cámara corporal de un agente de policía, en la que se ve a Petito alterado tras pelearse con Brian.

El vídeo, difundido por el Departamento de Policía de Moab, muestra el momento en que un agente detiene la furgoneta el 12 de agosto por exceso de velocidad. Dentro estaban Petito y Laundrie.

Cuando el agente se acerca, Gabby le dice: «Nos hemos peleado esta mañana. Algunos problemas personales» y señala que sufre un trastorno obsesivo-compulsivo que afecta a su comportamiento.

A continuación, su novio, con arañazos en la cara y en el brazo, explica al policía que la pelea se desencadenó porque se subió a la furgoneta con los pies sucios y eso molestó a la joven, que le golpeó con su teléfono móvil, pero que, a pesar de ello, no quiso presentar cargos contra Petito.

Finalmente, el policía le preguntó a Gabby si su novio la había golpeado y señalando su barbilla, la chica se limitó a decir «supongo».

El FBI reveló que, tras las primeras pruebas, se pudo confirmar que Gabby había sido víctima de un homicidio.

«El médico forense del condado de Teton, el doctor Brent Blue, hizo una determinación inicial de que la forma de la muerte es un homicidio. La causa de la muerte sigue pendiente de los resultados finales de la autopsia».

El pasado viernes, la familia de Laundrie, considerada «persona de interés» en el caso, citó a la policía local en su casa para informar de que no tenían noticias de Brian desde el pasado martes, por lo que ahora las autoridades han comenzado a buscarlo y no descartan que se haya autolesionado.

Siga Leyendo

Mundo

Los talibanes piden intervenir ante la Asamblea General de la ONU

Publicado

el

Por

El gobierno talibán pidió participar en las actuales reuniones de la Asamblea General de la ONU, que se celebran entre hoy y el próximo lunes, según confirmó el martes un portavoz de la organización.

La petición figura en una carta enviada a la Secretaría General de la organización por el ministro de Asuntos Exteriores talibán, Amir Khan Muttaqi, en la que también se notifica el nombramiento de un nuevo representante ante Naciones Unidas, en sustitución del actual, elegido por el anterior Ejecutivo depuesto.

La solicitud, sin embargo, no garantiza que los talibanes puedan dirigirse a los dirigentes internacionales, ya que corresponde a un comité de la Asamblea decidir quién debe intervenir en nombre de Afganistán, una decisión que a priori no se producirá antes de que finalice esta asamblea general, el próximo lunes.

Antes de esta carta, la ONU había recibido otra del actual embajador afgano, Ghulam Isaczai, presentándose como jefe de la delegación del país en las reuniones de alto nivel de estos días.

Según el portavoz de la ONU, Farhan Haq, ambas cartas fueron enviadas al comité de credenciales de la Asamblea General, un órgano formado por nueve países -entre ellos Estados Unidos, China y Rusia- que se encarga de resolver este tipo de conflictos, para lo que suele actuar buscando el consenso.

Aunque nada se lo impide, no se espera que el comité se reúna antes de que finalicen los actuales debates en la Asamblea, según varias fuentes diplomáticas, lo que iría en contra del plan de los talibanes.

Afganistán es uno de los temas que centran los discursos de los jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo y una posible participación de los talibanes sería un paso importante para su entrada en el concierto internacional.

Numerosos países ya han estado en contacto con los talibanes desde que tomaron el poder, principalmente para organizar evacuaciones y proporcionar ayuda humanitaria a los civiles, pero hasta ahora no ha habido un reconocimiento formal de su autoridad.

Entre los escollos a los que se enfrenta el grupo insurgente se encuentran las sanciones internacionales impuestas a muchos de sus dirigentes, incluido el ministro de Asuntos Exteriores que ha escrito hoy a la Secretaría General.

El Consejo de Seguridad -donde EE.UU. tiene poder de veto- es el órgano que debería decidir sobre un eventual levantamiento de esas sanciones, pero por el momento no ha entrado a debatir en profundidad la cuestión.

Siga Leyendo

Mundo

La Asamblea General de la ONU, dominada por los hombres: sólo una mujer pronunció un discurso

Publicado

el

Por

El primer día de la Asamblea General de la ONU demostró que la política internacional sigue dominada por los hombres: de los 30 discursos pronunciados el martes, sólo uno fue de una mujer, y por vídeo.

La presidenta de Eslovaquia, Zuzana Caputova, fue la única voz femenina en la Asamblea y con una grabación que se emitió después de los discursos presenciales de siete hombres, entre ellos los presidentes de Estados Unidos, Joe Biden, y de Brasil, Jair Bolsonaro.

Lo «redentor» es que la participación de Caputova fue de las primeras en la reunión, como respuesta a las críticas que recibió la ONU el año pasado por la ausencia total de mujeres en la jornada inaugural, la más llamativa de toda la Asamblea General.

En 2020, la presidenta de Eslovaquia fue también la primera mujer en intervenir, pero no lo hizo hasta el segundo día, cuando ya habían hablado más de medio centenar de hombres.

En total, de los 190 países que intervinieron el año pasado en los debates de la Asamblea General, sólo nueve estuvieron representados por mujeres.

Este miércoles, durante la Asamblea General de la ONU, que concluirá el próximo lunes, está previsto que se dirijan a la Asamblea la Presidenta de Moldavia, Maia Sandu, y la Presidenta de Estonia, Kersti Kaljulaid, en una jornada en la que serán las únicas mujeres que suban al estrado.

El problema es recurrente y se debe, sobre todo, a la escasez de mujeres como jefas de Estado y de gobierno en todo el mundo, una situación que la ONU lleva años denunciando.

De hecho, el secretario general de la organización, António Guterres, destacó en su discurso la desigualdad de género como una de las seis grandes «brechas» que el mundo debe cerrar cuanto antes.

«La igualdad de las mujeres es esencialmente una cuestión de poder. Si queremos resolver los problemas más difíciles de nuestro tiempo, debemos transformar urgentemente nuestro mundo dominado por los hombres y cambiar el equilibrio de poder», dijo a una audiencia abrumadoramente masculina.

Guterres insistió en que se necesitan más mujeres en los parlamentos, ministerios y consejos de administración de las empresas.

«Insto a los gobiernos, a las empresas y a otras organizaciones a que tomen medidas audaces, incluyendo normas y cuotas, para crear la paridad de género desde el liderazgo hacia abajo», subrayó el portugués.

Desde su llegada a la ONU, Guterres ha hecho de la paridad de género uno de sus objetivos y se ha asegurado de que el más alto nivel de los directivos de la ONU y los líderes de los equipos de países de la ONU incluyan tantas mujeres como hombres.

El actual presidente de la Asamblea General, Abdulla Shahid, también reconoce el problema y, de hecho, ha mantenido hoy una reunión con los líderes y otros funcionarios que participan en las reuniones de esta semana, entre ellos los de Estonia, Bangladesh, Moldavia, Noruega, Tanzania y la Comisión Europea (CE).

El objetivo de Shahid, según su oficina, era sobre todo escuchar las experiencias de estas mujeres y sus propuestas para promover la igualdad, tras haber alcanzado ya algunos compromisos.

|| Con información de EFE

Siga Leyendo

Trending