Tras el accidente de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México la noche del lunes, en el que 23 personas perdieron la vida y otras 79 resultaron heridas, las empresas involucradas en el proyecto han decidido guardar silencio.

Carso Infraestructura y Construcción, S.A. de C.V. (CICSA) respondió a El País. (CICSA) respondió a El Sol de México que esperará los resultados de las encuestas oficiales para emitir una postura.

La empresa de Carlos Slim expresó su solidaridad con los familiares de las personas que perdieron la vida, así como con los heridos.

En tanto, ICA respondió que por el momento sólo informará sobre su participación en la construcción de la obra, que abarca los tramos de Mixcoac a Calle 11 y las estaciones Tláhuac a Tlaltenco.

El consorcio formado por Carso, ICA y Alstom fue el encargado de construir la Línea 12 del metro durante la administración de Marcelo Ebrard, ahora secretario de Relaciones Exteriores del gobierno federal.

El costo final del proyecto fue de 26 mil millones de pesos, casi 50 por ciento más que su precio original.