Connect with us

México

La vida después de La Tuta, el calvario de un expolicía tras su captura.

Publicado

el

«Oye que un compañero le dice al conductor: «¡Meto, metele, metele, no te parte! En ese momento, otro cae en la cama de la camioneta y se le atasca el arma. Al agacharse e intentar sacar la bala, siente un fuerte golpe en la cabeza. Cree que le han disparado, pero no es así. Entonces mira hacia atrás y ve cómo el tubo de escape del vehículo echa humo a toda velocidad y saltan chispas de las llantas, porque los neumáticos han reventado tras recibir varios disparos.

El coche patrulla sólo consigue recorrer unos 2 kilómetros hasta que llega a una curva y entonces no puede avanzar más. El conductor apenas recibe la metralla de las granadas que le lanzaron en la cadera y el brazo izquierdo. El copiloto no sufre ni un rasguño, ni el que va en el asiento trasero. Cuando Juan José Villegas sale de la lluvia de balas, siente un impacto en el muslo derecho, como si hubiera sido alcanzado por un puñado de balas. Antes de descender nota que otro de sus compañeros de la Policía Federal (ahora Guardia Nacional) que iba detrás de él tiene una perforación en el casco que le rozó la cabeza, y el otro de la torre, fue alcanzado en el pulmón.

Esta escena es recordada con precisión por Juan Jossé Villegas, ex agente federal cuando perseguían a Servando Gómez, alias La Tuta, líder de La Familia Michoacana en 2009. Con los ojos a punto de llorar, hace una breve pausa. Baja la cabeza, se pierde por un momento en la forma de sus piernas, se le entrecorta la voz y toma aire antes de continuar con su relato. «Pensé que lo había superado y mira, otra vez…», dice un poco desconsolado.

A los pocos segundos, se levanta del sofá negro para desabrocharse el cinturón y los pantalones. Bajándoselo, coge una toalla que tiene a su alcance y se tapa tímidamente la ropa interior. Con el dedo índice muestra dos cicatrices de unos 15 centímetros en su muslo derecho. «Lo bueno es que nunca toco el hueso, si hubiera entrado por este lado me habría desangrado y muerto en minutos», dice señalando de un lado a otro.

La marca en su cuerpo se remonta a años atrás, a Tumbiscatio, Michoacán, un pueblo donde, recuerda, los habitantes se dedicaban al cultivo de marihuana y amapola. Su grupo estaba dividido en secciones, algunas patrullaban, otras cuidaban las instalaciones improvisadas y otras descansaban. Su campamento de la FP estaba situado en un campo de la llanura, donde instalaban tiendas de campaña y colchones hinchables.

Para su aseo personal iban en grupos a un río. Algunos hacían guardia mientras los demás se limpiaban y lavaban sus uniformes. La gente de la comunidad los vigilaba y la única gasolinera de la zona no les vendía combustible por instrucciones de los grupos criminales. Para conseguir combustible, llevaban sus camionetas a Nueva Italia o Arteaga, que estaban a casi 90 y 40 kilómetros de distancia.

En ese momento su objetivo era la detención de La Tuta, pero la fecha que nunca olvidarán es la mañana del 9 de diciembre de 2009. Su comandante los envió en servicio especial en cinco patrullas a la comunidad de Las Cruces. La instrucción era estar atentos a cualquier vehículo que huyera para detenerlo y registrarlo.

A las 6:00 p.m. les retumbaba el estómago, pues no habían comido en todo el día. Se les comunicó por radio que la operación había terminado. Podían regresar. El conductor, el jefe de sección y otro compañero estaban dentro del camión delantero. Fuera, dos en la torre (de pie) y dos sentados, incluido él con su arma amartillada lista para ser utilizada.

La oscuridad llegó cuando pasaron por Los Chivos, un pueblo de no más de 30 casas, rodeado de cerros, brechas, arbustos y una carretera apenas en construcción. Al borde de la carretera, en un terraplén, vio unas lucecitas, pensó que eran luciérnagas o una serie navideña, pero era una cortina de balas que empezaban a atravesarlas y granadas que caían a pocos metros. «¡Metele, metele, no te parte!», escuchó Villegas.

Cuando el camión se detuvo en la curva, los compañeros de José lo sacaron a rastras. «Ya lo han destrozado», dijeron al ver al hombre muerto. Luego detuvieron a los conductores de una pequeña camioneta que confiscaron para llevarse a los heridos, pero no fueron muy lejos y después abandonaron el vehículo junto con el compañero que había sido golpeado en la cabeza, porque pensaron que estaba muerto. Luego se metieron en una casa con techo de chapa.

«Me di cuenta de que tenían una radio de onda corta y les dije, saben qué, mejor nos vamos de aquí, a lo mejor hasta esta gente está involucrada (con la delincuencia)», recuerda.

El uniformado que había recibido un disparo en el pulmón pedía un arma de fuego porque quería quitarse la vida, ya que dentro de la PF se les enseñaba a no dejarse agarrar nunca, ni entregar las armas. Para ellos era preferible suicidarse y evitar el martirio de caer en manos de las bandas porque la tortura era indescriptible.

Cuando salían de la casa, sus co

Siga Leyendo

México

Joe Biden quiere relaciones equitativas con México, dice el embajador Ken Salazar

Publicado

el

El nuevo embajador de Estados Unidos, Kenneth Lee Salazar, afirmó que la administración del presidente Joe Biden está dispuesta a iniciar una nueva era en las relaciones con México en la que ambas naciones cambien su mentalidad para crear sinergias y nuevas oportunidades en ambos lados de la frontera.

«Es hora de cambiar nuestra forma de pensar para crear sinergias y nuevas oportunidades. Por eso estoy muy emocionado de representar a mi país y trabajar con el presidente (Andrés Manuel) López Obrador y su equipo», dijo el diplomático estadounidense al presentar sus credenciales al presidente López Obrador el martes.

El mensaje de Salazar al presidente mexicano fue difundido por la Embajada de Estados Unidos la mañana del miércoles y en él se afirma que el presidente Biden desea un trato igualitario entre México y Estados Unidos. «Reafirmamos nuestro compromiso de diálogo para que juntos podamos crear un marco jurídico duradero que beneficie a ambos países», dijo el Embajador Salazar.

Añadió que este compromiso está vigente desde el inicio de la administración demócrata que se instaló en la Casa Blanca el 20 de enero. «Con las conversaciones entre nuestros presidentes y la visita de la vicepresidenta Kamala Harris a México, y especialmente a través del diálogo económico de alto nivel que tuvo lugar la semana pasada, ese compromiso está ahí», subrayó.

También afirmó que su país aspira a una nueva era en la que los dos países identifiquen los retos comunes para convertirlos en oportunidades para ambas naciones y el desarrollo de América del Norte.

«Para que ambos países puedan crear prosperidad y empleo. Para que abordemos la migración de forma ordenada, segura y humana. Para que el anhelo de seguridad se experimente a ambos lados de la frontera. Una nueva era en la que podamos mirar el futuro con más esperanza a través de la protección del medio ambiente», dijo Salazar durante su reunión de 20 minutos con el presidente López Obrador en Palacio Nacional.

Finalmente, el diplomático, que sustituye a Christopher Landau, dijo sentirse orgulloso de asumir el cargo de nuevo representante de la Casa Blanca porque sus raíces mexicanas y estadounidenses siempre han estado presentes en la vida de su familia. «Una familia que es el reflejo de millones de hogares en mi país y es un testimonio de nuestro pasado compartido y del futuro esperanzador que podemos construir juntos a ambos lados de la frontera. Somos dos naciones con un solo pueblo», concluyó.

Siga Leyendo

México

Estados Unidos reabre 1.400 casos de reagrupación familiar

Publicado

el

Estados Unidos anunció oficialmente este martes el restablecimiento del programa de reagrupación familiar de menores centroamericanos, CAM, reanudado por la administración del presidente Joe Biden, tras ser suspendido por su antecesor Donald Trump.

En una rueda de prensa telefónica, la subsecretaria de Estado adjunta de la Oficina de Población, Refugiados y Migración de Estados Unidos, Marta Youth, informó que desde que Biden anunció la reanudación del plan en marzo pasado, se han reabierto 1.400 de las 3.000 solicitudes que estaban pendientes.

También aseguró que el programa se ha extendido a los tutores legales y a las personas con solicitudes pendientes de asilo, residencia legal permanente, así como estatus de protección temporal y permisos de estancia humanitaria temporal, entre otros motivos.

El programa CAM, que había sido suspendido durante la administración del presidente Donald Trump, y que fue reactivado en marzo pasado, facilita la reunificación familiar de los menores de edad de Guatemala, El Salvador y Honduras, y también está dirigido a quienes tienen entre 18 y 20 años de edad, siempre y cuando no estén casados.

«Las solicitudes deben ser hechas por los padres o tutores en Estados Unidos, ya que no se aceptarán solicitudes de menores que lleguen a la frontera sur, esto para evitar que se arriesguen a un viaje irregular, dijo Juventud. El tiempo para resolver una solicitud puede tardar hasta 14 meses.

Siga Leyendo

México

Los polleros en la frontera de EEUU ganan 350 millones de dólares en julio

Publicado

el

La reactivación de la migración desde México y Centroamérica hacia Estados Unidos tras más de un año de la pandemia del Covid 19 ha hecho que los contrabandistas de personas, conocidos como polleros, sigan llenando sus bolsillos con cuantiosas ganancias.

Según las estimaciones de la Patrulla Fronteriza, los contrabandistas ganaron unos 350 millones de dólares sólo en julio, cuando se detuvo a un número récord de 212.672 migrantes en la frontera mexicana.

Según los informes, fueron detenidos por primera vez 43.626 mexicanos y 111.624 extranjeros, en su mayoría centroamericanos, que dijeron haber contratado a un pollero para realizar el cruce. El resto son reentrantes.

La mayoría de los nacionales reportaron haber pagado al menos cuatro mil dólares al traficante durante su detención, mientras que el pago por cada migrante de otra nacionalidad ascendió a ocho mil dólares, lo que hace un total de 267 millones 484 mil dólares si se toma en cuenta el menor costo para los mexicanos.

Según un informe de la Patrulla Fronteriza visto por El Sol de México, la zona fronteriza más rentable para los contrabandistas está entre Ciudad Juárez, Chihuahua, y El Paso, Texas. En esta región, el 51% de los migrantes que afirmaron haber pagado un pollero fueron detenidos.

Las autoridades estadounidenses advierten de que los inmigrantes indocumentados corren un alto riesgo de convertirse en víctimas de la delincuencia, y afirman que, una vez que son devueltos a México, las «bandas» de traficantes se acercan a ellos y utilizan trucos para atraerlos y acosarlos. A veces, señalan en su informe, los migrantes son «vendidos» al crimen organizado por los propios polleros, que ahora llevan trajes camuflados para cruzar a los indocumentados, a los que obligan a llevar mochilas llenas de droga.

Una vez capturados por grupos criminales en México, los migrantes suelen ser secuestrados y amenazados. Cada vez es más frecuente que los traficantes se pongan en contacto con sus familiares, especialmente en Estados Unidos, y les exijan dinero a cambio de su libertad. Según la Policía de Fronteras, exigen entre 7.000 y 15.000 dólares. Según el informe, la industria del tráfico de personas puede ser hasta 20 veces mayor que la generada en julio.

«La capacidad de las fuerzas del orden de ambos lados de la frontera para reprimir a los traficantes de personas está desbordada», advierte el informe.

Siga Leyendo

Trending