La Unión Europea (UE) pidió hoy a las autoridades rusas que den al opositor Alexei Navalni «acceso inmediato a profesionales médicos de confianza» y expresó su «profunda» preocupación por el deterioro de su salud en prisión.

«Las autoridades rusas son responsables de la seguridad y la salud de Navalni en prisión, de lo que les pediremos cuentas», dijo el Alto Representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, en un comunicado.

Navalni, de 44 años, inició una huelga de hambre el pasado 31 de marzo en protesta por la negativa de los servicios penitenciarios a examinarle por un médico de confianza y, según sus ayudantes, su vida «pende de un hilo» porque tiene graves problemas de salud.

La UE ha reiterado hoy su llamamiento a la «liberación inmediata e incondicional» del opositor al considerar que la sentencia, que le condenó a dos años y medio de prisión, tuvo «una motivación política y va en contra de las obligaciones internacionales de Rusia en materia de derechos humanos».

«Esperamos que Rusia cumpla sus obligaciones en virtud del Convenio Europeo de Derechos Humanos«, señala el comunicado.

La UE ha condenado el envenenamiento de Navalni, por el que el pasado octubre impuso sanciones a seis altos funcionarios rusos y a una entidad implicada en este intento de asesinato. A éstas les siguió en febrero otra ronda de sanciones contra cuatro personas por su implicación en la detención, el procesamiento y la condena arbitrarios del opositor, en el marco del nuevo régimen europeo que castiga las violaciones de los derechos humanos.

La UE y sus socios, añadió Borrell, «seguirán pidiendo a Rusia que investigue urgentemente el intento de asesinato por envenenamiento de Navalni con total transparencia y sin más demora» y que lo haga «en plena cooperación» con la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) para garantizar una investigación internacional imparcial.

«El caso de Navalni no es un incidente aislado, sino que confirma un patrón negativo de reducción del espacio para la oposición, la sociedad civil y las voces independientes en la Federación Rusa«, dijo la UE, cuyos ministros de Asuntos Exteriores abordarán la situación en su reunión de mañana.

Por su parte, en un mensaje en Twitter, el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, pidió a las autoridades rusas que den a Navalni «inmediatamente la asistencia médica que necesita y le permitan ser tratado por un médico de confianza» por «respeto a los derechos humanos».