Connect with us

México

Instituto de Energías Limpias debe 1,352 millones de pesos a jubilados

Publicado

el

Al cierre de 2020, el Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias (INEEL) tenía un pasivo de mil 352 millones de pesos por obligaciones laborales y de jubilación, según una auditoría realizada a la institución. Para hacer frente a los adeudos, el organismo sólo cuenta con 11 mil pesos en un fideicomiso para el pago de los trabajadores jubilados.

A esto se suma el costo de 101 juicios, de los cuales seis son créditos fiscales y administrativos, siete son juicios civiles y mercantiles interpuestos contra la institución y 88 son de carácter laboral.

«El monto total de la contingencia de juicios asciende a 113 millones 326 mil 749 pesos por tratarse de juicios en proceso de resolución ante los tribunales correspondientes, no es posible conocer su resultado final», indica el documento de la auditoría a la Cuenta Pública 2020.

Ayer El Sol de México informó que el presupuesto del INEEL apenas alcanza para cubrir la nómina de sus 860 trabajadores hasta septiembre, debido a la caída de los ingresos propios obtenidos por la venta de proyectos de investigación. «Ya no tenemos para pagar la nómina», se escucha decir al director de Administración y Finanzas del organismo, José Antonio Meza Figueroa, en un audio en poder de este medio.

El instituto, que fue propuesto como un pilar de la reforma eléctrica durante la administración de Enrique Peña Nieto, ahora enfrenta una crisis debido a la contrarreforma impulsada por el actual presidente Andrés Manuel López Obrador.

La difícil situación económica del INEEL llevó a la titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, a pedir al instituto que reduzca su nómina. Los trabajadores despedidos anunciaron una nueva marcha en la ciudad de Cuernavaca, donde tiene su sede el INEEL.

Los trabajadores hicieron pública su lista de nueve demandas, entre ellas la solicitud al gobierno de López Obrador de una investigación a la actual administración del instituto.

Exigieron la inmediata «destitución de la directora general, Georgina Izquierdo Montalvo, y del director de Administración y Finanzas, José Antonio Meza Figueroa, ya que se ha demostrado que en dos años y medio sólo han llevado al INEEL al riesgo de desaparición».

También exigieron la reinstalación de los investigadores que fueron despedidos injustificadamente y que se investiguen las «renuncias voluntarias» de quienes fueron obligados a firmar convenios para su liquidación.

«Que se investigue el mal manejo del fideicomiso del fondo de pensiones y jubilaciones del INEEL, porque los fondos fueron desviados para otros fines».

Pidieron que la Secretaría de la Función Pública (SFP) investigue al titular del Órgano Interno de Control, Leonardo Arturo Bolaños Cárdenas, «porque ha protegido la corrupción dentro del instituto».

Además, solicitaron «el pago inmediato de las jubilaciones pendientes de los compañeros que dejaron de recibirlo desde febrero», así como las liquidaciones de los empleados jubilados que salieron desde 2017 a la fecha.

Por último, exigieron la restitución inmediata de «los salarios y categorías de los investigadores que bajo amenazas los obligan a firmar los acuerdos de reducción salarial o de lo contrario serán despedidos». Se espera que mañana realicen otra manifestación.

El Sol de México tuvo acceso a un audio de una reunión del director y el jefe administrativo del instituto con los trabajadores, realizada el 12 de julio, donde los funcionarios afirman que el presupuesto de la institución alcanza para cubrir la nómina sólo hasta septiembre.

«La situación en el último trimestre se ve un poco difícil», dice Georgina Izquierdo, directora del INEEL.

El instituto también reporta adeudos por 14.1 millones de pesos con Hacienda por el pago del Impuesto Sobre la Renta. Y debe 53 millones de pesos por concepto de indemnizaciones.

Siga Leyendo

México

Un 35% más de muertes por covid-19 en México que las contabilizadas oficialmente: INEGI

Publicado

el

México registró 201 mil 163 muertes por covid-19 en 2020, 35 por ciento más que el conteo oficial de la Secretaría de Salud (SSa) para ese periodo, informó este jueves el INEGI.

Con estas cifras, el coronavirus fue la segunda causa de muerte, representando casi una de cada cinco muertes, o el 18,5%.

Covid-19 se situó sólo por detrás de las 218.885 por enfermedades cardíacas y por encima de las 151.214 por diabetes, 90.645 por enfermedades malignas y 56.830 por gripe y neumonía.

El asesinato fue la octava causa de muerte, con 36.579 víctimas.

«De acuerdo con las cifras preliminares basadas en registros administrativos, en 2020 se registraron 201 mil 163 muertes por covid-19 en México, cifra comparable con las 148 mil 629 muertes confirmadas por covid-19 de las cifras oportunas de la SSa«, dijo Julio Santaella, presidente del Inegi.

México es el cuarto país con más muertes por Covid-19, con casi 240.000 fallecimientos y 2,79 millones de infecciones confirmadas por la Secretaría de Salud.

El recuento del Inegi se basa en los registros administrativos de los certificados de defunción de la oficina de registro, el servicio de medicina forense y los libros estadísticos de las fiscalías.

En los ocho primeros meses de 2020, el instituto registró 108.658 muertes por Covid 19 en enero, una cifra un 55,56% superior a los 69.849 casos notificados por las autoridades sanitarias.

La agencia detectó una brecha de género, ya que el 64,29% de las muertes por covida-19 fueron de hombres y el 35,71% de mujeres.

Desglosado por estados, la Ciudad de México encabezó la lista de muertes por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 con 32 muertes por cada 10.000 habitantes, muy por delante de Baja California con 21, el Estado de México con 21, Sonora con 21 y Coahuila y Chihuahua con 20 muertes.

Los estados con la menor tasa de muertes por covid-19 fueron Chiapas con cinco por cada 10.000 habitantes, Michoacán con ocho, Oaxaca con ocho, Nayarit con 10 y Jalisco con 11.

El Inegi señaló un millón 75 mil 779 muertes por todas las causas, cifra superior a las 749 mil 500 esperadas en promedio en los últimos cinco años, según la metodología de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

«Esto se traduce en un exceso de 326.279 muertes en 2020, lo que supone un 43,5%», dijo el presidente Santaella.

Además, la tasa de fallecidos por cada 10.000 habitantes fue de 86, 27 unidades más que la tasa de 59 fallecidos en 2019.

Las tasas más altas de muertes por cada 10.000 personas se dieron en la Ciudad de México con 116, en Chihuahua con 105, en Sonora con 94 y en Morelos y Veracruz con 93.

Siga Leyendo

México

Los profesores denuncian despidos masivos en las universidades de la 4T.

Publicado

el

MAZATLÁN. Profesores de las universidades Benito Juárez del Bienestar denunciaron despidos masivos por parte de la institución, que dejó de pagar sus salarios en la primera quincena de julio. Se trata de al menos 115 profesores y asistentes académicos de entre 70 y 80 sedes en varios estados del país, quienes además acusan acoso y maltrato por parte de la directora general de la institución, Raquel Sosa Elízaga.

Los profesores señalan que el 19 de julio recibieron un documento titulado terminación de convenio en el que se les notificaba el cese de sus actividades y se les pedía que lo firmaran como condición para recibir su última remuneración.

«Me dirijo a usted para extenderle nuestro sincero agradecimiento por el apoyo brindado hasta el 15 de julio de 2021, su participación ha sido muy valiosa para el desarrollo de la sede, pero por el momento no estamos en condiciones de renovar el convenio de prestación de servicios educativos con usted, esperamos que en el futuro podamos contar nuevamente con su intervención profesional», se lee en la carta firmada por Héctor Leonardo Martínez , director académico.

El Sol de México buscó la postura de Raquel Sosa Elízaga, sin embargo, al cierre de esta edición, no emitió ninguna respuesta.

Entre los planteles afectados por el despido masivo de maestros están: Etchojoa, Sonora; Cuencamé, Durango; Villa de Allende, Estado de México; Francisco I. Madero, Hidalgo; San Quintín, Baja California Sur; Chenalhó, Chiapas; y Cosalá, Sinaloa.

Uno de los denunciantes, que pidió el anonimato y que era un maestro con dos años de servicio en la Ciudad de México, declaró que también sabe de despidos en Zacatecas, Michoacán, Oaxaca y Coahuila.

«Dejaron de pagarnos el sueldo del 1 al 15 de julio, ahora nos condicionan el sueldo a cambio de que firmemos un acuerdo en el que perdemos derechos para proceder legalmente; claro que no lo dicen directamente así, pero es lo que es. Creo que muchos maestros van a firmar, lo grave es que crean la ilusión de que van a ser contratados en el futuro, pero es una mentira, porque a lo largo de este tiempo nos han mentido mucho», dijo.

Extraoficialmente, los trabajadores fueron informados de que habrá más recortes el 15 de agosto, por lo que hay un ambiente de inseguridad y ansiedad entre los que se quedan.

«No tenemos ningún contrato laboral, siempre hemos trabajado con convenios que tenemos que firmar a la fuerza, si no los firmamos no nos pagan y estos convenios tienen varias cláusulas, hay una en particular que dice que no tenemos derecho a prestaciones y que tenemos que llevar nuestros propios materiales, que no nos apoyan con nada, salvo lo que nos pagan», comentó otra maestra consultada.

Agregó que Raquel Sosa los amenaza constantemente con el despido, argumentando que los acuerdos sólo duran de enero a junio y de julio a diciembre.

Iliana Martínez era asistente académica en la Universidad del Bienestar Benito Juárez ubicada en el municipio de Calvillo, Aguascalientes. Desde hace año y medio se encargaba de actividades como la atención a los alumnos y el control escolar, pero actualmente su continuidad laboral está en entredicho y su trabajo la dejó con un accidente laboral del que las autoridades educativas no se han hecho responsables.

Lamentó que esta situación haya tenido su origen en situaciones ideológicas, ya que en reuniones que tuvieron vía Zoom con la directora general Raquel de la Luz Sosa Elízaga, ésta sostuvo que «la gente de pedagogía está formada en la educación neoliberal, no necesitamos asistentes académicos, pedagogos o psicólogos», por lo que emprendió una persecución contra el personal que labora en estas áreas.

Destacó que el personal de la Universidad del Bienestar Benito Juárez no cuenta con seguridad social, ya que son contratados a través de un esquema similar al outsourcing, en consecuencia, ella ha tenido que pagar por un accidente que tuvo dentro de la institución educativa, el cual ocurrió por un defecto en las sillas que tienen en el plantel, una de las cuales se rompió y le causó una lesión en la columna.

Por ello, Iliana Martínez interpuso una demanda por despido injustificado, ya que las autoridades universitarias le pidieron que firmara un recibo de pago y una carta admitiendo su despido, de lo contrario, no le pagarían la deuda correspondiente al mes de julio, condiciones que no aceptó, por lo que inició una batalla legal para hacer valer sus derechos.

Dos profesores de la Universidad del Bienestar Benito Juárez García campus Francisco I. Madero, en el estado de Hidalgo, denunciaron la forma en que fueron contratados: sin prestaciones laborales ni seguridad social.

Gerardo Reyes denunció que no recibió su salario de la primera quincena de julio, al igual que su compañera Lizeth Guadalupe Sandoval. Con información de Tomás Dávalos /El Sol del Centro y Alberto González /El Sol de

Siga Leyendo

México

El INPer atiende a pacientes sin alcohol ni medicamentos

Publicado

el

La cartulina roja da la bienvenida a quienes buscan servicios en el Instituto Nacional de Perinatología (INPer): «Estimados pacientes: Queremos atenderles pero no tenemos el material y las medicinas necesarias». Desde hace una semana los trabajadores trabajan bajo protesta por la falta de suministros.

La protesta y los reclamos por los insumos más esenciales comenzaron hace año y medio, con la pandemia, pues sin ser un hospital reconocido para la atención de pacientes con Covid-19 «nos ponen en zonas de alto riesgo y sin equipo», dijo una de las enfermeras a El Sol de México.

«Estamos trabajando sin alcohol, hisopos ni guantes, el jabón se proporciona en goteros y suministros básicos para evitar la transmisión de infecciones al paciente y al personal de salud», denuncia uno de los médicos del lugar.

Describe la falta de material para atender a los recién nacidos y a los pacientes de Covid-19, y aunque este lugar no fue declarado área prioritaria para la atención de la pandemia desde el año pasado, mantiene un área de servicio para pacientes de emergencia.

En protestas y con las áreas prioritarias del hospital cubiertas con pancartas, los médicos exigieron al secretario de Salud, Jorge Alcocer, y al presidente Andrés Manuel López Obrador que destinen recursos para abastecer las áreas de farmacia y atención, medicamentos e insumos.

«Señor presidente, el director del INPer dice que si no tenemos insumos es por la ‘4T'», se lee en una de las pancartas. Exigen una auditoría urgente de los recursos proporcionados al instituto.

Las enfermeras del instituto piden a los pacientes que no arriesguen su vida, «ayúdennos a conseguir lo que necesitamos», es el comentario para que desde la entrada sepan que no tienen ni siquiera vendas.

Trabajadores y guardias de seguridad del instituto indicaron que las actividades se han desarrollado con normalidad. «Sí, hay algunos carteles pegados en el área de enfermería, pero fueron colocados hace 10 días», dijo uno de los guardias que custodian la entrada de urgencias.

El policía comentó que las imágenes difundidas en Twitter corresponden a las áreas de enfermería y de planta.

El personal médico consultado aseguró que los insumos faltan desde hace meses y que incluso se ha denunciado ante el órgano de control interno.

«El problema es que los directivos del hospital vienen y compran los insumos básicos mientras dura la protesta, como para taparnos la boca y terminar con las quejas, pero tiempo después volvemos a lo mismo. Faltan cosas tan básicas como el jabón, los guantes o los cepillos quirúrgicos», ha dicho una enfermera.

Durante el recorrido por el lugar, los médicos aseguraron que las inconformidades provienen del área de enfermería del instituto por la falta de insumos y medicamentos básicos para la atención de los pacientes. Con información de Roberto Cortez

Siga Leyendo

Trending