Connect with us

México

Inocente encarcelado: la fabricación de un delito le llevó a la cárcel, donde se convirtió en abogado.

Publicado

el

La idea en su cabeza lo mantuvo tranquilo en el camino al Ministerio Público, todo era un malentendido y pronto tendría solución porque era inocente. «No pasa nada, esto se va a resolver», se decía Frumencio Peña en su interior. Después de dos días ahí, cuando fue trasladado al Reclusorio Oriente de la Ciudad de México, siguió tranquilo, con la misma percepción de que saldría del problema. No lo hizo.

El juez rompió con su tranquilidad y tras pasar seis meses en la cárcel, lo condenó a 13 años y medio por los delitos de robo y extorsión. Algo que no cometió.

Tras pasar por la zona de ingreso y llegar a la zona de población, un compañero le dijo que podía estudiar una licenciatura dentro del centro penitenciario. Era una buena oportunidad para llenar el tiempo que estaría privado de su libertad y ocuparlo en algo productivo para no caer en la depresión, las adicciones o ser atraído por la delincuencia del lugar.

Sólo tenía dos opciones para estudiar: ciencias políticas y administración urbana o derecho. Optó por esta última.

La formación profesional que se le brindó fue a través de un convenio entre el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente y la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. El centro penitenciario sólo contaba con dos aulas; la universidad aportó los pizarrones y el mobiliario. Las clases se impartían los lunes, miércoles y viernes de nueve de la mañana a seis de la tarde, para no interferir con los días de visita, que eran los restantes. El plan de estudios consistía en cubrir 50 asignaturas en 10 semestres.

Para Frumencio, el trato con los profesores era muy humano. Durante las vacaciones de Navidad, los profesores, junto con los alumnos encarcelados, organizaban «posadas» con música, o en alguna otra celebración hacían tertulias. Eran actividades que rompían con la dinámica del sistema penitenciario, y por un momento les hacían olvidar su encierro. Sin embargo, cuando aterrizaban en la realidad, volvían a convivir con la corrupción que imperaba dentro del penal.

Peña Tapia tenía que pagar 10 pesos diarios por pasar lista, aunque para otros internos la cuota era de hasta 100 pesos, dependiendo del delito o los antecedentes penales. El día de la visita familiar, los custodios cobraban un «peaje» de cinco, 10 y hasta 30 pesos para que los internos pudieran trasladarse de los dormitorios al área de convivencia.

Si los presos necesitaban utilizar las cabinas telefónicas públicas, debían tener primero una tarjeta y les costaba cinco pesos coger el teléfono. Estas eran algunas de las artimañas para sacar provecho económico a costa de los presos.

«Tienes que entrar con las ‘cooperaciones’ y coacciones, no hay donde correr. Aunque llames a tu abogado, a tu familia, apenas van a hacer nada. La Comisión de Derechos Humanos no va a intervenir, no va a haber ningún cambio. Es muy difícil estar exento. Se han dedicado a inventar tarifas hasta para respirar», se lamenta Frumencio, que lleva casi tres años en libertad tras obtener un beneficio por buena conducta que redujo su condena a 11 años.

No fue fácil conseguir su libertad anticipada, sobre todo porque el juez valoró diferentes condiciones. En sus argumentos, señaló que el recluso, al tener una licenciatura y empezar un máster, representaba un proyecto de trabajo fuera de la cárcel. Sin embargo, señaló que no tenía un curso de herrería, peluquería o cualquier otro oficio.

A Frumencio, que se convirtió en abogado, le parecía muy absurdo que le pidieran hacer alguno de esos cursos y oficios. No iba a hacerlos, porque su perfil estaba enfocado a otras actividades y estudios.

Así que tuvo que entrar en la corrupción interna, pagar para que lo inscribieran como si estuviera tomando las capacitaciones y así le dieran un documento que lo avalara. Tardó cuatro años desde que lo solicitó hasta que fue liberado.

En lugar de ocupar su tiempo en estas actividades, lo utilizó para cursar un máster en Derecho Procesal, avalado por el Instituto de Estudios Superiores en Derecho Penal (INDEPAC). En este programa, los alumnos recibían tabletas cargadas de expedientes, libros y otro material de consulta; al final de cada mes, un profesor acudía para disipar dudas y darles consejos.

Como asesor educativo, se relacionó con muchos de sus compañeros, lo que le ayudó a obtener dinero para pagar sus estudios durante su estancia en prisión. Desde sus primeros semestres en la licenciatura, tuvo la oportunidad de asesorar a uno de ellos y escribir un documento a mano. «Haz que tus familiares lo escriban en el ordenador, imprímelo y llévalo al juzgado», le dijo.

Tiempo después, con ese documento, el preso fue puesto en libertad. «Suerte de principiante», le dijo Frumencio Tapia. El rumor se extendió y varios presos empezaron a buscarlo para pedirle asesoría legal y así generó ingresos

Siga Leyendo

México

Joe Biden quiere relaciones equitativas con México, dice el embajador Ken Salazar

Publicado

el

El nuevo embajador de Estados Unidos, Kenneth Lee Salazar, afirmó que la administración del presidente Joe Biden está dispuesta a iniciar una nueva era en las relaciones con México en la que ambas naciones cambien su mentalidad para crear sinergias y nuevas oportunidades en ambos lados de la frontera.

«Es hora de cambiar nuestra forma de pensar para crear sinergias y nuevas oportunidades. Por eso estoy muy emocionado de representar a mi país y trabajar con el presidente (Andrés Manuel) López Obrador y su equipo», dijo el diplomático estadounidense al presentar sus credenciales al presidente López Obrador el martes.

El mensaje de Salazar al presidente mexicano fue difundido por la Embajada de Estados Unidos la mañana del miércoles y en él se afirma que el presidente Biden desea un trato igualitario entre México y Estados Unidos. «Reafirmamos nuestro compromiso de diálogo para que juntos podamos crear un marco jurídico duradero que beneficie a ambos países», dijo el Embajador Salazar.

Añadió que este compromiso está vigente desde el inicio de la administración demócrata que se instaló en la Casa Blanca el 20 de enero. «Con las conversaciones entre nuestros presidentes y la visita de la vicepresidenta Kamala Harris a México, y especialmente a través del diálogo económico de alto nivel que tuvo lugar la semana pasada, ese compromiso está ahí», subrayó.

También afirmó que su país aspira a una nueva era en la que los dos países identifiquen los retos comunes para convertirlos en oportunidades para ambas naciones y el desarrollo de América del Norte.

«Para que ambos países puedan crear prosperidad y empleo. Para que abordemos la migración de forma ordenada, segura y humana. Para que el anhelo de seguridad se experimente a ambos lados de la frontera. Una nueva era en la que podamos mirar el futuro con más esperanza a través de la protección del medio ambiente», dijo Salazar durante su reunión de 20 minutos con el presidente López Obrador en Palacio Nacional.

Finalmente, el diplomático, que sustituye a Christopher Landau, dijo sentirse orgulloso de asumir el cargo de nuevo representante de la Casa Blanca porque sus raíces mexicanas y estadounidenses siempre han estado presentes en la vida de su familia. «Una familia que es el reflejo de millones de hogares en mi país y es un testimonio de nuestro pasado compartido y del futuro esperanzador que podemos construir juntos a ambos lados de la frontera. Somos dos naciones con un solo pueblo», concluyó.

Siga Leyendo

México

Estados Unidos reabre 1.400 casos de reagrupación familiar

Publicado

el

Estados Unidos anunció oficialmente este martes el restablecimiento del programa de reagrupación familiar de menores centroamericanos, CAM, reanudado por la administración del presidente Joe Biden, tras ser suspendido por su antecesor Donald Trump.

En una rueda de prensa telefónica, la subsecretaria de Estado adjunta de la Oficina de Población, Refugiados y Migración de Estados Unidos, Marta Youth, informó que desde que Biden anunció la reanudación del plan en marzo pasado, se han reabierto 1.400 de las 3.000 solicitudes que estaban pendientes.

También aseguró que el programa se ha extendido a los tutores legales y a las personas con solicitudes pendientes de asilo, residencia legal permanente, así como estatus de protección temporal y permisos de estancia humanitaria temporal, entre otros motivos.

El programa CAM, que había sido suspendido durante la administración del presidente Donald Trump, y que fue reactivado en marzo pasado, facilita la reunificación familiar de los menores de edad de Guatemala, El Salvador y Honduras, y también está dirigido a quienes tienen entre 18 y 20 años de edad, siempre y cuando no estén casados.

«Las solicitudes deben ser hechas por los padres o tutores en Estados Unidos, ya que no se aceptarán solicitudes de menores que lleguen a la frontera sur, esto para evitar que se arriesguen a un viaje irregular, dijo Juventud. El tiempo para resolver una solicitud puede tardar hasta 14 meses.

Siga Leyendo

México

Los polleros en la frontera de EEUU ganan 350 millones de dólares en julio

Publicado

el

La reactivación de la migración desde México y Centroamérica hacia Estados Unidos tras más de un año de la pandemia del Covid 19 ha hecho que los contrabandistas de personas, conocidos como polleros, sigan llenando sus bolsillos con cuantiosas ganancias.

Según las estimaciones de la Patrulla Fronteriza, los contrabandistas ganaron unos 350 millones de dólares sólo en julio, cuando se detuvo a un número récord de 212.672 migrantes en la frontera mexicana.

Según los informes, fueron detenidos por primera vez 43.626 mexicanos y 111.624 extranjeros, en su mayoría centroamericanos, que dijeron haber contratado a un pollero para realizar el cruce. El resto son reentrantes.

La mayoría de los nacionales reportaron haber pagado al menos cuatro mil dólares al traficante durante su detención, mientras que el pago por cada migrante de otra nacionalidad ascendió a ocho mil dólares, lo que hace un total de 267 millones 484 mil dólares si se toma en cuenta el menor costo para los mexicanos.

Según un informe de la Patrulla Fronteriza visto por El Sol de México, la zona fronteriza más rentable para los contrabandistas está entre Ciudad Juárez, Chihuahua, y El Paso, Texas. En esta región, el 51% de los migrantes que afirmaron haber pagado un pollero fueron detenidos.

Las autoridades estadounidenses advierten de que los inmigrantes indocumentados corren un alto riesgo de convertirse en víctimas de la delincuencia, y afirman que, una vez que son devueltos a México, las «bandas» de traficantes se acercan a ellos y utilizan trucos para atraerlos y acosarlos. A veces, señalan en su informe, los migrantes son «vendidos» al crimen organizado por los propios polleros, que ahora llevan trajes camuflados para cruzar a los indocumentados, a los que obligan a llevar mochilas llenas de droga.

Una vez capturados por grupos criminales en México, los migrantes suelen ser secuestrados y amenazados. Cada vez es más frecuente que los traficantes se pongan en contacto con sus familiares, especialmente en Estados Unidos, y les exijan dinero a cambio de su libertad. Según la Policía de Fronteras, exigen entre 7.000 y 15.000 dólares. Según el informe, la industria del tráfico de personas puede ser hasta 20 veces mayor que la generada en julio.

«La capacidad de las fuerzas del orden de ambos lados de la frontera para reprimir a los traficantes de personas está desbordada», advierte el informe.

Siga Leyendo

Trending