El Gobierno de la Ciudad de México adelantó que solicitará un peritaje internacional para conocer las causas del accidente en la Línea 12 del Metro que dejó al menos 23 muertos y 79 heridos.

«También informamos que la Procuraduría debe realizar un peritaje que comenzó anoche, pero también estamos buscando una empresa internacional con certificación tanto en materia de metro como estructural para hacer un peritaje técnico externo y poder llegar a las causas de este lamentable incidente.»

Durante la conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó su solidaridad con los dolientes de las víctimas y su apoyo a los heridos; aseguró que respalda al gobierno capitalino en las decisiones que está tomando para esclarecer lo ocurrido.

López Obrador consideró que no se puede caer en la trampa de la especulación y mucho menos culpar, sin pruebas, a los posibles responsables del accidente.

La noche del lunes, al paso de uno de los trenes, se desplomó una ballena de la estructura del metro elevado entre las estaciones Tezonco y Olivos de la Línea 12.

Sheinbaum Pardo fue insistente en que será la Procuraduría capitalina la encargada de la investigación y buscará el apoyo de expertos internacionales para hacer el peritaje correspondiente.

«Ayer, la propia directora del Metro nos informó que hubo una revisión el año pasado en términos estructurales, pero buscaremos peritos para que nos digan las causas».

Informó que aún hay cuatro cuerpos atrapados, pero el rescate fue suspendido, ya que se necesitaba una grúa especial para sostener el tren y el proceso aún es riesgoso. Desde la madrugada, personal del gobierno de la Ciudad, cuerpos de emergencia, Ejército y Guardia Nacional participaron en las acciones.

Sheinbaum Pardo dio a conocer que se habilitaron camiones y trolebuses de RTP para prestar el servicio en la línea del Metro con un costo de cinco pesos por pasajero.

La Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro fue inaugurada el 30 de octubre de 2012 como coronación del entonces jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard Casaubón. Tuvo un costo de 26 mil millones de pesos y fue diseñada para durar 50 años.

Al respecto, Ebrard Casaubón aseguró que se trata del más «terrible accidente que hemos tenido», por lo que expresó su solidaridad con las víctimas y dijo estar a disposición de las autoridades correspondientes para aclarar todo lo necesario.

«Entiendo que hay motivaciones políticas, pero lo importante es respetar a las familias, expreso mis condolencias, comparto la indignación de las autoridades y me pongo a disposición de las autoridades. Estoy para servir como siempre», dijo.

En 2014, el entonces jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera denunció «deficiencias» en la construcción de la línea y errores en el desarrollo de la obra.

El entonces director general del Metro, Joel Ortega, anunció la suspensión del servicio en el tramo elevado de la Línea 12 (que corresponde a 11 de las 20 estaciones), hasta que se dieran a conocer los estudios, correcciones y mantenimiento que eran necesarios para la seguridad de los usuarios.

Debido al sismo del 19 de septiembre de 2017, se cerraron las estaciones Nopalera, Zapotitlán, Tlaltenco y la terminal Tláhuac, tramo en el que el Gobierno de la Ciudad de México implementó el servicio de transporte en autobuses para apoyar a la población. El 30 de octubre fueron reabiertas nuevamente.

La Línea 12 va de Mixcoac a Tláhuac, tiene 20 estaciones que pasan por las alcaldías de Tláhuac, Coyoacán, Benito Juárez, Xochimilco (desde Tulyehualco), Milpa Alta, Álvaro Obregón e Iztapalapa. Transporta alrededor de 380 mil pasajeros diarios y tiene conexiones con las líneas 2, 3, 8 y 7.