La activista medioambiental Greta Thunberg arremetió contra los líderes mundiales con comentarios mordaces ante un panel del Congreso estadounidense el jueves, acusándoles de «ignorar» la crisis climática, un duro discurso en el que exigió el fin de las subvenciones a los combustibles fósiles.

«¿Cuánto tiempo creen que pueden seguir ignorando la crisis climática, el aspecto global de la equidad y las emisiones históricas sin tener que rendir cuentas?», dijo la sueca de 18 años ante el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes en una conexión de vídeo a distancia.

«Ahora se salen con la suya, pero tarde o temprano la gente se dará cuenta de lo que han estado haciendo todo el tiempo», dijo Thunberg en el Capitolio al margen de una cumbre que reúne a unos 40 jefes de Estado encabezados por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

En un discurso acusador, Thunberg recordó a los mandatarios que el acuerdo de París sellado en 2015 prevé mantener el calentamiento global por debajo de +2°C, a ser posible +1,5°C, respecto a la era preindustrial.

El joven activista climático más importante del mundo ya se había dirigido a los miembros del Congreso, en 2019. Pero los comentarios del jueves coincidieron con la Cumbre del Clima del Día de la Tierra, en la que Biden se comprometió a establecer nuevos y agresivos objetivos de reducción de emisiones.

Mientras que líderes como el presidente de China, Xi Jinping, el de India, Narendra Modi, y el de Rusia, Vladimir Putin, expresaron su compromiso de reducir las emisiones, Thunberg dijo que la acción global aún estaba muy lejos de donde debería estar.

«Estamos en 2021. Es una vergüenza que sigamos teniendo esta discusión y más aún que sigamos subvencionando los combustibles fósiles con el dinero de los contribuyentes directa o indirectamente», dijo.

«Es la prueba de que no hemos entendido en absoluto la emergencia climática».

También acusó directamente a la actual generación de políticos de «rendirse sin siquiera intentarlo».

«Estoy aquí para decirles que, a diferencia de ustedes, mi generación no se rendirá sin luchar», dijo a los legisladores.

Thunberg criticó las persistentes subvenciones a los combustibles fósiles, que en Estados Unidos han perdurado durante más de 100 años, a pesar de que Washington se comprometió en 2009 a ponerles fin.