Mundo

Enfrentamientos entre el ELN y las FARC dejan 24 muertos en Colombia

Publicado

el

Al menos 24 personas murieron en violentas disputas entre disidentes de las FARC y guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en tres municipios del departamento colombiano de Arauca, fronterizo con Venezuela, informaron este lunes las autoridades locales.

La ola de violencia se produjo este fin de semana en las localidades de Tame, Fortul, Saravena y Arauquita. Ayer alrededor de las 5 de la tarde ya se tenía el reporte oficial de 17 personas muertas. Sin embargo, en horas de la noche siguieron apareciendo y a esta hora tenemos 24 personas reportadas oficialmente como asesinadas», dijo a W Radio el defensor del pueblo de Tame, Juan Carlos Villate, quien explicó que estos asesinatos ocurrieron en los dos primeros días del año y que incluso «seguramente la cifra podría subir a 50 durante este lunes». Entre los muertos hay mandos medios de las disidencias de las FARC, otros del ELN y «simpatizantes, milicianos o civiles que han sido identificados como militantes o dirigentes políticos de alguna organización que fueron declarados como objetivo militar», explicó Villate.El alcalde de Arauquita, Etelivar Torres, informó ayer que en una comunicación que tuvo con el gobernador de Arauca se habló de «17 personas asesinadas». Villate explicó que la situación se debe a un conflicto entre el ELN y el frente 10 de las disidencias de las FARC, «que se han declarado abiertamente la guerra». «Todo empezó con operaciones del ELN en los pueblos reteniendo a la gente, algunos los asesinan y los cuerpos han ido apareciendo poco a poco», dijo el alcalde. En cuanto a la situación en Arauca, la Defensoría del Pueblo dijo que -según información recopilada por su oficina regional- en las «últimas horas se han presentado homicidios, amenazas, retenciones ilegales, desplazamientos masivos y riesgo de desplazamiento forzado en municipios de frontera, específicamente en Tame, Fortul, Saravena y Arauquita».

Trending

Salir de la versión móvil