El pleno del Senado de la República aprobó, en lo general, la reforma a la Ley de Hidrocarburos que permitirá al gobierno federal suspender permisos y ocupar locaciones en caso de prever un riesgo para la seguridad nacional, la energía o la economía nacional.

Tras su aprobación, con 65 votos a favor, 47 en contra y seis abstenciones, la reforma regresa al presidente Andrés Manuel López Obrador para su publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y su entrada en vigor.

Los senadores de la República procederán a su votación en lo particular, donde se espera un fuerte debate entre Morena y la oposición formada por el PAN, PRI, MC y PRD.

«Será un debate fuerte como suelen ser estas iniciativas. Tenemos conocimiento, desde la Comisión de Energía, que algunos senadores del PAN, particularmente Xóchitl Gálvez y Nancy de la Sierra (del PT) van a presentar reservas y que el PRI va a emitir un voto particular», dijo a El Sol de México la presidenta de la Comisión de Energía, Rocío Abreu.

La iniciativa presidencial, que ingresó al Congreso el pasado 26 de marzo, permitirá suspender permisos y realizar ocupaciones e intervenciones temporales «para garantizar los intereses de la nación» y cuando se prevea «un peligro inminente para la seguridad nacional, la seguridad energética o la economía nacional».

De acuerdo con el dictamen, la propuesta legislativa contribuirá al sector energético a través del aumento de la capacidad de almacenamiento de combustibles, por lo que quienes soliciten un permiso de almacenamiento deberán acreditar la infraestructura para ello.

También busca contribuir a la seguridad energética de México para combatir con mayor eficacia el contrabando de combustibles y aceites, conocido como huachicol.

Al presentar el dictamen elaborado por la Comisión de Energía que preside, la senadora Rocío Abreu, afirmó que el sector de los hidrocarburos es una pieza fundamental para el desarrollo social y económico del país, ya que detona un efecto multiplicador en la economía nacional.

Consideró que los cambios legales que entrarán en vigor próximamente permitirán combatir la corrupción y diversos ilícitos inherentes al entorno que rodea al sector de los hidrocarburos, así como la desigualdad en el acceso a la energía.

El pasado 15 de abril, la Cámara de Diputados aprobó cambios para dar certeza jurídica en los procesos para suspender ṕermisos por parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Secretaría de Energía (Sener).

«La determinación de suspender o no el permiso deberá estar debidamente fundada, motivada y notificada al permisionario, sin perjuicio de las infracciones y responsabilidades en que, en su caso, incurra éste», se lee en la reforma.

Para este proceso, la propuesta establece 30 días para la resolución de una posible suspensión y para que los interesados expresen sus consideraciones.

El dictamen mantiene la denegación ficta de nuevas solicitudes de permisos en toda la cadena de valor de los hidrocarburos, el petróleo y la petroquímica.

En sus disposiciones transitorias establece que a su entrada en vigor, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT), en el ámbito de sus respectivas competencias, realizarán las acciones necesarias para verificar el cumplimiento de las disposiciones aplicables en materia de medición de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos.

De acuerdo con cifras del Servicio de Administración Tributaria (SAT) entre el 1 de enero de 2019 y el 30 de junio de 2020, se decomisaron más de dos millones 117 mil litros de diésel, gasolina y gas propano que iban a ser contrabandeados desde Estados Unidos a través de diferentes aduanas terrestres.

La senadora Rocío Abreu comentó a este diario que los permisionarios abusaron de sus permisos para importar gasolina y diésel haciéndolos pasar por aceites, ya que la importación de aceites tiene tasa cero, contrario a la importación de gasolina y diésel.

Durante el debate de la reforma en el pleno de la cámara, la senadora Indira Kempis Martínez, de Movimiento Ciudadano, señaló que el mercado de hidrocarburos no puede quedar a merced de una ley que tiene «muy poco análisis técnico y muchas premisas, supuestos y visiones personales».

«Este país tiene que respetar su Constitución, y es muy clara al establecer un régimen de competencia en la cadena de valor de los hidrocarburos, el petróleo y los petroquímicos en términos de producción, importación, transporte, almacenamiento, distribución y venta», dijo.

Dijo que algunas de las ambigüedades son que no establece con criterios claros lo que es la «seguridad nacional», por lo que acusó que «más allá de fortalecer a Pemex, estamos en riesgo y en peligro de justificar prácticas monopólicas, de justificar lo que no se pudo hacer, o con lo que no se debe jugar».

Desde la tribuna, el nuevo coordinador parlamentario del PAN, Julen R