Connect with us

Mundo

El Papa rechaza la renuncia del cardenal y admite que la Iglesia está en crisis

Publicado

el

El Papa Francisco ha rechazado hoy la renuncia del arzobispo de Múnich y Freising, el cardenal Reinhard Marx, presentada como un gesto para asumir responsabilidades por los abusos a menores por parte de miembros de la institución alemana, aunque ha valorado su decisión y ha admitido que «toda la Iglesia está en crisis» por estos escándalos.

El cardenal Marx, ex presidente de la Conferencia Episcopal Alemana y estrecho colaborador de Francisco como miembro de la comisión cardenalicia que le asesora, provocó el pasado viernes un auténtico terremoto en la Iglesia católica al presentar su dimisión.

Esa decisión se produjo como «signo de la asunción de responsabilidades» tras el devastador informe sobre abusos a menores y encubrimiento en el periodo comprendido entre 1975 y 2018 por parte de sacerdotes de la archidiócesis de Colonia.

«Querido hermano, en primer lugar gracias por su coraje. Es un coraje cristiano que no tiene miedo de la cruz, no tiene miedo de aniquilarse frente a la tremenda realidad del pecado», dice hoy el papa en una carta, en la que expresa a Marx su decisión.

En la carta, Francisco, refiriéndose a la situación que vive el cardenal alemán, afirma que «toda la Iglesia está en crisis por el asunto de los abusos; además, la Iglesia hoy no puede dar un paso adelante sin asumir esta crisis».

En la nota en la que presentó su renuncia, Marx, considerado del ala progresista, alegó que la Iglesia católica se encuentra en lo que él llama «un callejón sin salida».

Según Francisco, «la política del avestruz no lleva a ninguna parte, y la crisis tiene que ser asumida desde nuestra fe pascual. Los sociologismos y psicologismos no sirven. Asumir la crisis, personal y comunitariamente, es el único camino fructífero, porque de una crisis no se sale solo, sino en comunidad, y también hay que tener en cuenta que de una crisis se sale mejor o peor, pero nunca igual».

El Papa coincide con Marx al calificar de «catástrofe la triste historia de los abusos sexuales y el modo en que la Iglesia los ha afrontado hasta hace poco» y que el primer paso que debe dar la Iglesia es «hacerse cargo de la historia, tanto personalmente como en comunidad».

Francisco explica que aunque «las situaciones históricas deben ser interpretadas con la hermenéutica del tiempo en que sucedieron», esto «no nos exime de hacernos cargo y asumirlas como la historia del pecado que nos asedia».

Y defiende que «todo obispo de la Iglesia debe asumirla y preguntarse qué debo hacer ante esta catástrofe».

«El mea culpa ante tantos errores históricos del pasado lo hemos hecho más de una vez ante muchas situaciones aunque personalmente no hayamos participado en esa coyuntura histórica. Y esta misma actitud es la que se nos pide hoy», añade.

Francisco asegura que a la Iglesia se le pide «una reforma» respecto a los casos de abusos y que ésta no puede consistir sólo en palabras «sino en actitudes que tengan el valor de ponerse en crisis, de asumir la realidad sean cuales sean las consecuencias».

«Los silencios, las omisiones, el dar demasiado peso al prestigio de las instituciones sólo conducen al fracaso personal e histórico, y nos llevan a vivir con la carga de tener esqueletos en el armario», dijo.

E insta a «ventilar esta realidad de los abusos y el modo de proceder de la Iglesia».

Al final de la misiva, Francisco pide a Marx que continúe su lucha «como arzobispo» y establece una analogía; le dice que piense en cuando Pedro presentó su renuncia al Señor y le dijo: «apártate de mí, que soy un pecador» y la respuesta fue: «pastorea mis ovejas».

Siga Leyendo

Mundo

Guatemala despliega militares en tierras altas con México

Publicado

el

Por

El Ejército de Guatemala desplegó este lunes efectivos militares en la frontera montañosa que comparte con México, tras las denuncias de hombres armados que tomaron por asalto la carretera que conduce de la comunidad de Nentón a territorio chiapaneco.

Los soldados han sido reforzados en el despliegue de seguridad por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), que han colocado volantes para revisar a los sospechosos a bordo de vehículos particulares.

Desde el mediodía del lunes se habla de un cerco de más de 100 soldados y decenas de policías nacionales más, que han extendido la vigilancia incluso en comunidades vecinas.

No se sabe nada de los encapuchados. Habitantes de esta región afirman que eran individuos dedicados al crimen organizado. Los desconocidos no dijeron ser fuerzas de seguridad nacionales guatemaltecas o mexicanas.

Según los lugareños, algunas de las personas registradas durante su recorrido por la carretera Panamericana dijeron que los hombres argumentaron que se trataba de un registro de rutina, pero sin identificarse.

El gobierno guatemalteco ha descartado que se trate de un operativo interinstitucional o de alguna corporación de seguridad de este país.

Del lado mexicano, no ha habido despliegue de fuerzas militares o de vigilancia, ya que la movilización se generó del lado chapín.

Por ello, se ha intensificado la vigilancia y en las próximas horas continuarán las revisiones de personas y vehículos, en la búsqueda de los individuos que aparecieron este domingo con armas de alto calibre.

Siga Leyendo

Mundo

Estados Unidos ampliará los permisos de trabajo para los inmigrantes víctimas de delitos

Publicado

el

Por

Una nueva política de inmigración estadounidense que se anunciará el lunes ampliará el acceso a los permisos de trabajo y el alivio de la deportación a algunos inmigrantes que son víctimas de delitos mientras sus casos de solicitud de visado están pendientes, según un resumen revisado por Reuters.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) creará un proceso que podría permitir a decenas de miles de solicitantes de visados «U» recibir permisos de trabajo si se considera que sus reclamaciones se han hecho de buena fe y sin intención de defraudar al sistema de inmigración, según el resumen.

El presidente demócrata Joe Biden ha prometido hacer más humano el sistema de inmigración estadounidense y ha revertido muchas de las políticas restrictivas de su predecesor republicano Donald Trump.

Estados Unidos ofrece anualmente 10.000 visados U a inmigrantes víctimas de determinados delitos.

Los visados dan acceso a un permiso de trabajo y la posibilidad de solicitar la residencia permanente al cabo de tres años. Sin embargo, la gran demanda hace que los solicitantes deban esperar al menos cinco años antes de poder recibir la autorización de trabajo, según el USCIS.

Para tener derecho a un visado, los solicitantes deben ser víctimas de violencia doméstica, tráfico de personas u otros delitos graves.

Todavía no está claro cuántos solicitantes de visados U podrán obtener permisos de trabajo con la nueva política.

Siga Leyendo

Mundo

Biden acude a la reunión con Putin con un cúmulo de desacuerdos por resolver

Publicado

el

Por

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, acudirá a la cumbre de Ginebra con la intención de tratar con mano firme a su homólogo ruso, Vladimir Putin, pero también de avanzar en un cúmulo de desacuerdos bilaterales, dos propósitos difíciles de combinar.

El encuentro del miércoles entre Biden y Putin es el mayor reto diplomático del presidente estadounidense desde que llegó al poder en enero: tendrá que plantar cara a un rival al que acusa de un sinfín de males mientras intenta contener la escalada con la mayor potencia nuclear.

«No buscamos un conflicto; lo que buscamos son formas de resolver las acciones (de Rusia) que creemos que no se ajustan a las normas internacionales», dijo Biden en una rueda de prensa el domingo en Cornualles (Reino Unido).

El presidente ha combinado ese mensaje ligeramente conciliador con otro mucho más desafiante: una amenaza de nuevas represalias si Rusia no cambia su comportamiento.

CONFLICTOS CONGELADOS

La cumbre llega tres meses después de que Biden calificara a Putin de «asesino», y diez años después de un encuentro entre ambos en el que el estadounidense, entonces vicepresidente, le dijo al ruso que «no tenía alma».

Tales roces verbales auguran una cumbre mucho más fría que la que Putin mantuvo en 2018 con el expresidente estadounidense Donald Trump, pero el verdadero origen del conflicto no estará en la forma, sino en el fondo; en el fondo de las decenas de problemas enquistados entre ambos países.

«Hay muchísimos desacuerdos sobre cómo temas como el ciberespacio, el espacio, la defensa antimisiles y las nuevas tecnologías armamentísticas pueden afectar a la estabilidad estratégica», explica a Efe un experto en Rusia del think tank Wilson Center, Matthew Rojansky.

Y las cosas se ponen aún más tensas si se tocan los temas de «Ucrania, Bielorrusia o el tratamiento de la oposición y los medios independientes dentro de Rusia«, donde, recordó Rojansky, hay «básicamente cero consenso».

En cuanto a Ucrania, según la Casa Blanca, Biden exigirá a Putin que respete la soberanía y la integridad territorial de ese país, especialmente en el Donbás, escenario de un conflicto desde 2014 y donde se han concentrado un gran número de tropas rusas en los últimos meses.

Otro tema sensible será el comportamiento del régimen del presidente bielorruso Alexander Lukashenko, aliado de Moscú, que en mayo obligó a un avión a realizar un aterrizaje forzoso en el aeropuerto de Minsk para detener al periodista Roman Protasevich.

Es de esperar que Putin se cierre en banda si Biden le reprocha la situación de la oposición y la prensa independiente en Rusia, en particular el caso del líder opositor encarcelado Alexei Navalni, cuyo movimiento político acaba de ser ilegalizado por la justicia rusa.

LOS CIBERATAQUES, UNA PRIORIDAD CLAVE

Una de las principales prioridades de Biden es contener los ciberataques de los que acusa a Moscú, y en este caso, la herida está fresca: en mayo, Estados Unidos sufrió dos perpetrados con «ransomware», que bloquea los sistemas informáticos hasta que los afectados pagan un rescate a los piratas.

A esos ciberataques contra Colonial Pipeline, la mayor red de oleoductos de EE UU, y contra JBS, el segundo mayor procesador de carne del país; se suma otra ofensiva que supuestamente comenzó en 2019 y que penetró en los sistemas del Gobierno estadounidense y de grandes empresas a través de un programa de la empresa SolarWinds.

Putin planteó este fin de semana la posibilidad de un intercambio de cibercrimen con Estados Unidos, y Biden pareció acoger la idea durante su conferencia de prensa del domingo en Cornualles, Reino Unido.

Sin embargo, el asesor de seguridad nacional de Biden, Jake Sullivan, aclaró poco después que, si Putin propone algo así, lo único que hará el líder estadounidense es aclararle que en su país se hace «justicia» cuando se descubre que alguien ha cometido un ciberdelito.

POSIBLES DESARROLLOS

El conflicto en Siria y el interés común por los recursos del Ártico completarán una agenda repleta de puntos calientes, con poco margen para el consenso: lo más parecido a una rama de olivo que Biden ha tendido a Putin es su reciente decisión de eximir de sanciones a la empresa Nord Stream 2, encargada del gasoducto que llevará el gas ruso a Alemania.

Los observadores más optimistas esperan que la reunión se cierre con una definición algo más clara del futuro del desarme nuclear, tras el acuerdo mutuo para renovar el nuevo tratado START.

Lo que sí es probable que salga de la cumbre es algún acuerdo sobre la situación diplomática, después de que Rusia prohibiera en abril la contratación local de ciudadanos rusos y de terceros países en la embajada de Estados Unidos en Moscú, que se vio obligada a reducir su plantilla en un 75%.

«Tienen que negociar al menos un restablecimiento mínimo de los lazos diplomáticos» para que cada país pueda

Siga Leyendo

Trending