Con el propósito de incorporar la perspectiva de género en las escuelas del país, los diputados federales aprobaron en el Pleno de la Cámara una reforma en materia de salud y gestión menstrual, que ordena que, en las instituciones educativas públicas de la República, las autoridades faciliten el acceso gratuito a toallas sanitarias, tampones o copas menstruales a las niñas, adolescentes y jóvenes que requieran estos productos.

El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó con 432 votos a favor, cero en contra y una abstención, el dictamen que reforma el artículo 114 de la Ley General de Educación para que las autoridades educativas promuevan, junto con las de salud, el acceso a estos productos de higiene menstrual en las escuelas de educación básica y media superior. Dicho dictamen fue enviado al Senado de la República para su ratificación.

En su régimen transitorio, señala que las obligaciones que se generen por la entrada en vigor del decreto estarán sujetas a la disponibilidad presupuestal de las entidades federativas.

En su oportunidad, la diputada morenista Adela Piña Bernal, presidenta de la Comisión de Educación, al justificar el dictamen, expresó que es importante sumar la perspectiva de género en las políticas públicas para atender las diferentes necesidades que existen entre mujeres y hombres.

Finalmente, argumentó que para la construcción social son necesarios una serie de elementos distintivos, creencias, valores y actividades marcadas como propias o exclusivas, algunas para las mujeres y otras para los hombres.