BUENOS AIRES. La justicia argentina absolvió este martes a la vicepresidenta Cristina Kirchner y al resto de los imputados en la causa conocida como «dólar futuro», en la que estaban acusados de cometer fraude a través de contratos de compra de divisas al final de su mandato presidencial en 2015.

La Cámara de Casación dictaminó por unanimidad la inexistencia del delito y, por lo tanto, la innecesidad de realizar un juicio oral contra Kirchner y otros ex funcionarios, según el fallo.

La causa había sido iniciada en octubre de 2015 por dos dirigentes de la oposición tras la primera vuelta de las elecciones presidenciales, que luego se definieron en segunda vuelta con la victoria de Mauricio Macri (2015-2019).

Durante los alegatos de marzo pasado, Kirchner había afirmado que la causa «fue manipulada y armada al calor del proceso electoral» de 2015 y sostuvo que la «lawfare (persecución judicial) sigue en pleno desarrollo.»

La acusación argumentaba un presunto fraude con los contratos de compra de dólar futuro, un instrumento legal de política monetaria, y haber hecho perder al Banco Central unos 55 mil millones de pesos (casi 4 mil millones de dólares al tipo de cambio de la época).

Pero la justicia consideró que no hubo irregularidades ni perjuicios para el Banco Central en la operación, tras analizar una pericia contable realizada por peritos de la Corte Suprema en 2020.

Además de Kirchner, fueron imputadas otras once personas, entre ellas el ex ministro de Economía y actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el ex presidente del Banco Central, Alejandro Vanolli, y su vice, Miguel Ángel Pesce, actual presidente del BCRA.

Kirchner está imputada en otras siete causas por presunta corrupción durante sus dos mandatos como presidenta (2007-15).