Connect with us

México

265 casos de terrorismo investigados en México desde 2006

Publicado

el

La estruendosa y ensordecedora explosión se produjo catorce minutos después de la medianoche. Los vecinos de la colonia Culhuacán, en la Ciudad de México, se despertaron bruscamente y apenas se levantaron notaron daños en las puertas y ventanas de sus casas, así como en los vehículos estacionados en la calle. Ese lunes 6 de noviembre de 2006, un par de artefactos explosivos fueron detonados en las instalaciones del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). No fue el único atentado.

En la madrugada de ese día, otras bombas caseras estallaron en la sede nacional del PRI y en un banco. No hubo heridos, sólo daños materiales. Dos años después la historia cambiaría. Una granada fue lanzada contra la multitud que celebraba el Día de la Independencia en Morelia, Michoacán, y otra a pocas cuadras. El resultado: ocho muertos y más de cien heridos.

Once años después, en febrero de 2019, en el centro comercial Mundo E, Estado de México, elementos de Servicios Especiales de la policía estatal desactivaron un artefacto explosivo casero. Estos hechos y otros similares han sido registrados en carpetas de investigación como delitos de terrorismo y son investigados por la Procuraduría General de la República (antes Fiscalía General).

Entre 2006 y 2020, la dependencia federal abrió 210 averiguaciones previas y 55 carpetas de investigación por el delito de terrorismo, su financiamiento y terrorismo internacional, según datos obtenidos por transparencia. Es decir, en quince años ha investigado 265 casos que, según la legislación mexicana, podrían ser considerados actos de terrorismo.

El terrorismo está definido en el artículo 139 del Código Penal Federal (CPF). Establece que se impondrá una pena de 15 a 42 años de prisión y de 400 a 1.200 días de multa a «quien utilizando sustancias tóxicas, armas químicas, biológicas o similares, material radiactivo, material nuclear, combustible nuclear, mineral radiactivo, fuente de radiación o instrumentos que emitan radiación, explosivos o armas de fuego, o por medio de fuego, inundación o cualquier otro medio violento, realice intencionalmente actos contra la propiedad, o mediante incendio, inundación o cualquier otro medio violento, realice intencionalmente actos contra bienes o servicios, públicos o privados, o contra la integridad física o emocional o la vida de las personas, que produzcan alarma, temor o terror en la población o en un grupo o sector de la misma, con el fin de amenazar la seguridad nacional o de presionar a la autoridad o a un particular, u obligar a éste a tomar una decisión.

Los datos de la Procuraduría General de la República revelan que las entidades con mayor número de investigaciones son el Distrito Federal, con 18; Michoacán, con 17; Jalisco, con 16; Chihuahua, con 12, y Coahuila y Nayarit, con 10 cada uno. Además, existe el concepto de «Zonas Centrales«, con 103 investigaciones.

Las estadísticas oficiales también indican que en el mismo periodo de tiempo, las autoridades detuvieron a 225 personas, y 203 fueron acusadas de los delitos de terrorismo, encubrimiento de terroristas, personas que amenazaron con cometer el delito de terrorismo y financiamiento del terrorismo, así como de terrorismo internacional. Todos estos delitos están previstos en los artículos 139 a 139 Ter y 148 Bis a 148 Quáter del CPF.

El terrorismo en México es considerado una amenaza a la seguridad nacional.

Cuando se piensa en terrorismo, vienen a la mente casos como la destrucción de las Torres Gemelas de Nueva York, en 2001; los atentados en los trenes de Madrid, en 2004, atribuidos a grupos de Al Qaeda; los múltiples tiroteos en restaurantes, un concierto y ataques suicidas con chalecos explosivos en un estadio de París, en 2015, ejecutados por el Estado Islámico; o el atentado casero en el Maratón de Boston, en 2013.

Pero a diferencia de esas naciones, los actos de terrorismo en México se vinculan más a hechos aislados, lo que representa un terrorismo interno. O en otros casos, se considera terrorismo a los actos de violencia extrema atribuidos al crimen organizado, anarquistas o econanarquistas, que no entran en el concepto internacional de grupos terroristas, según especialistas en la materia.

Un ejemplo de ello es el atentado con granadas en Morelia, durante las fiestas patrias de 2008, atribuido inicialmente a presuntos miembros de los Zetas, que siete años después fueron liberados por irregularidades en el proceso y fabricación de delitos.

En el país no hay grupos terroristas de origen nacional que entren en las categorías internacionales, principalmente en la lista del Departamento de Estado de Estados Unidos, la Interpol o la Organización de las Naciones Unidas, enfatiza Gerardo Rodríguez, profesor del Departamento de Relaciones Internacionales y Ciencia Política de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP).

«No confundamos los actos de violencia extrema o de terror con el hecho de que haya terrorismo en México por parte de grupos criminales.

Siga Leyendo

México

Joe Biden quiere relaciones equitativas con México, dice el embajador Ken Salazar

Publicado

el

El nuevo embajador de Estados Unidos, Kenneth Lee Salazar, afirmó que la administración del presidente Joe Biden está dispuesta a iniciar una nueva era en las relaciones con México en la que ambas naciones cambien su mentalidad para crear sinergias y nuevas oportunidades en ambos lados de la frontera.

«Es hora de cambiar nuestra forma de pensar para crear sinergias y nuevas oportunidades. Por eso estoy muy emocionado de representar a mi país y trabajar con el presidente (Andrés Manuel) López Obrador y su equipo», dijo el diplomático estadounidense al presentar sus credenciales al presidente López Obrador el martes.

El mensaje de Salazar al presidente mexicano fue difundido por la Embajada de Estados Unidos la mañana del miércoles y en él se afirma que el presidente Biden desea un trato igualitario entre México y Estados Unidos. «Reafirmamos nuestro compromiso de diálogo para que juntos podamos crear un marco jurídico duradero que beneficie a ambos países», dijo el Embajador Salazar.

Añadió que este compromiso está vigente desde el inicio de la administración demócrata que se instaló en la Casa Blanca el 20 de enero. «Con las conversaciones entre nuestros presidentes y la visita de la vicepresidenta Kamala Harris a México, y especialmente a través del diálogo económico de alto nivel que tuvo lugar la semana pasada, ese compromiso está ahí», subrayó.

También afirmó que su país aspira a una nueva era en la que los dos países identifiquen los retos comunes para convertirlos en oportunidades para ambas naciones y el desarrollo de América del Norte.

«Para que ambos países puedan crear prosperidad y empleo. Para que abordemos la migración de forma ordenada, segura y humana. Para que el anhelo de seguridad se experimente a ambos lados de la frontera. Una nueva era en la que podamos mirar el futuro con más esperanza a través de la protección del medio ambiente», dijo Salazar durante su reunión de 20 minutos con el presidente López Obrador en Palacio Nacional.

Finalmente, el diplomático, que sustituye a Christopher Landau, dijo sentirse orgulloso de asumir el cargo de nuevo representante de la Casa Blanca porque sus raíces mexicanas y estadounidenses siempre han estado presentes en la vida de su familia. «Una familia que es el reflejo de millones de hogares en mi país y es un testimonio de nuestro pasado compartido y del futuro esperanzador que podemos construir juntos a ambos lados de la frontera. Somos dos naciones con un solo pueblo», concluyó.

Siga Leyendo

México

Estados Unidos reabre 1.400 casos de reagrupación familiar

Publicado

el

Estados Unidos anunció oficialmente este martes el restablecimiento del programa de reagrupación familiar de menores centroamericanos, CAM, reanudado por la administración del presidente Joe Biden, tras ser suspendido por su antecesor Donald Trump.

En una rueda de prensa telefónica, la subsecretaria de Estado adjunta de la Oficina de Población, Refugiados y Migración de Estados Unidos, Marta Youth, informó que desde que Biden anunció la reanudación del plan en marzo pasado, se han reabierto 1.400 de las 3.000 solicitudes que estaban pendientes.

También aseguró que el programa se ha extendido a los tutores legales y a las personas con solicitudes pendientes de asilo, residencia legal permanente, así como estatus de protección temporal y permisos de estancia humanitaria temporal, entre otros motivos.

El programa CAM, que había sido suspendido durante la administración del presidente Donald Trump, y que fue reactivado en marzo pasado, facilita la reunificación familiar de los menores de edad de Guatemala, El Salvador y Honduras, y también está dirigido a quienes tienen entre 18 y 20 años de edad, siempre y cuando no estén casados.

«Las solicitudes deben ser hechas por los padres o tutores en Estados Unidos, ya que no se aceptarán solicitudes de menores que lleguen a la frontera sur, esto para evitar que se arriesguen a un viaje irregular, dijo Juventud. El tiempo para resolver una solicitud puede tardar hasta 14 meses.

Siga Leyendo

México

Los polleros en la frontera de EEUU ganan 350 millones de dólares en julio

Publicado

el

La reactivación de la migración desde México y Centroamérica hacia Estados Unidos tras más de un año de la pandemia del Covid 19 ha hecho que los contrabandistas de personas, conocidos como polleros, sigan llenando sus bolsillos con cuantiosas ganancias.

Según las estimaciones de la Patrulla Fronteriza, los contrabandistas ganaron unos 350 millones de dólares sólo en julio, cuando se detuvo a un número récord de 212.672 migrantes en la frontera mexicana.

Según los informes, fueron detenidos por primera vez 43.626 mexicanos y 111.624 extranjeros, en su mayoría centroamericanos, que dijeron haber contratado a un pollero para realizar el cruce. El resto son reentrantes.

La mayoría de los nacionales reportaron haber pagado al menos cuatro mil dólares al traficante durante su detención, mientras que el pago por cada migrante de otra nacionalidad ascendió a ocho mil dólares, lo que hace un total de 267 millones 484 mil dólares si se toma en cuenta el menor costo para los mexicanos.

Según un informe de la Patrulla Fronteriza visto por El Sol de México, la zona fronteriza más rentable para los contrabandistas está entre Ciudad Juárez, Chihuahua, y El Paso, Texas. En esta región, el 51% de los migrantes que afirmaron haber pagado un pollero fueron detenidos.

Las autoridades estadounidenses advierten de que los inmigrantes indocumentados corren un alto riesgo de convertirse en víctimas de la delincuencia, y afirman que, una vez que son devueltos a México, las «bandas» de traficantes se acercan a ellos y utilizan trucos para atraerlos y acosarlos. A veces, señalan en su informe, los migrantes son «vendidos» al crimen organizado por los propios polleros, que ahora llevan trajes camuflados para cruzar a los indocumentados, a los que obligan a llevar mochilas llenas de droga.

Una vez capturados por grupos criminales en México, los migrantes suelen ser secuestrados y amenazados. Cada vez es más frecuente que los traficantes se pongan en contacto con sus familiares, especialmente en Estados Unidos, y les exijan dinero a cambio de su libertad. Según la Policía de Fronteras, exigen entre 7.000 y 15.000 dólares. Según el informe, la industria del tráfico de personas puede ser hasta 20 veces mayor que la generada en julio.

«La capacidad de las fuerzas del orden de ambos lados de la frontera para reprimir a los traficantes de personas está desbordada», advierte el informe.

Siga Leyendo

Trending